Vamoja

Ngamo

En Junio empezó de nuevo a funcionar el Centro Vamoja con el objetivo de trabajar en corresponsabilidad con las familias de los niños del Programa Ultzama de Murrebuê con desnutrición más severa o con un estado de salud más crítico. 








Belito y su mamá Ntanleni







Son acogidos en el centro junto a la madre durante el tiempo que necesiten para su recuperación a fin de que sean acompañados de una forma intensiva a nivel alimentar y formativo. Estamos formando una operadora social que acoge y sigue a las madres con sus hijos enseñándoles a cocinar los alimentos con las propiedades necesarias para el crecimiento de los pequeños. Al mismo tiempo se las educa sobre los cuidados higiénicos y sanitarios necesarios para un desarrollo saludable del niño y se las motiva para que le estimulen y dediquen el tiempo y cariño necesarios al igual que el alimento.
Arlindo y Arlinda con su mamá Julita
Belito.
Desafortunadamente nos ha sorprendido la noticia de que el Centro está localizado en un área reservada para un mega proyecto y que el Ayuntamiento, después de habernos concedido y cobrado todos los permisos de ocupación, construcción y rehabilitación tras el incendio, inclusive el documento de propiedad en el registro, ha vendido esta área a un gran supermercado sudafricano que en dos fases construirá sus instalaciones expulsándonos de allí. A pesar de mucha lucha junto a los vecinos y mucha movilización con el Gobierno, la respuesta final se mantiene firme en que debemos salir y que habrá una pequeña indemnización (?) para todos.
En pocos días la gente que ocupaba el área de la primera fase tuvo que salir rápidamente y los demás nos encontramos presionados por un recinto metálico que nos dificulta el acceso al Centro.


Siendo el Centro una respuesta válida a la realidad local en el ámbito de la malnutrición infantil, estamos determinados en seguir con este Programa aun teniendo que trasladarnos a otro terreno donde antiguamente funcionaba otro programa y que ahora está desocupado. Tendremos sin embargo que buscar financiación para una nueva construcción ya que imaginamos que la indemnización será lenta y de valores mínimos.


Belito y Bachir comiendo sopa de verduras con pasta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario