Hoy, unas palabras de Maissa

Maissa tiene 17 años. Huérfana de padre y madre desde hace 5 años y con una situación familiar complicada. 

Maissa es otro ejemplo más de cómo las niñas están condenadas a no ser las protagonistas de su propia vida, forzadas a trabajos indeseados, casamientos prematuros, prostitución, abandono escolar, y un largo etc. 

El sueño de Maissa es estudiar, estudiar y estudiar hasta llegar a la universidad. Actualmente está cursando 9ª clase en la Escuela Secundaria de Pemba. 
En abril de este año comenzó a vivir en la "Casa Jovens de Esperança" junto a su amiga Alima. 
Está radiante, feliz y centrada en sus estudios.

Cada día está a un pasito más cerca de su sueño... es fuerte y lo conseguirá.


Maissa (izquierda) y Alima (derecha)


Casa Jovens de Esperança

Saúde e boa disposição é o que mais desejo para todos vocês que lutam dia e noite para o nosso máximo desenvolvimento e bem-estar.
Eu Maissa e a minha amiga Alima, que já se tornou como minha irmã, agradecemos bastante pela bela e linda e mais maravilhosa oportunidade que nos deram hoje.
Eu, como Maissa, nunca tinha me passado na minha mente e nem imaginava e nem pelo menos sonhava que um dia desses, eu poderia estar integrada numa casa tal igual como a da oferta da fundação.
Sinto-me tão emancipada, livre, contente, alegre, feliz e por mais além!
Em nome do meu coração aberto digo:
Muito obrigada, assanthe, cochukuro, canimambo, gracias e thank you very much para todos aqueles que abrem as suas mãos de fada sem dificuldades para nós!
Desejo-vos toda a maior força do mundo!
Boa continuidade
Jovem Maissa.
                                                                                                                          
Casa Jóvenes de Esperanza

Salud y buena disposición es lo que más deseo para todos vosotros que lucháis día y noche para nuestro máximo desarrollo y bienestar.
Yo, Maissa, y mi amiga Alima, que ya es como mi hermana, os agradecemos infinito la bonita, linda y maravillosa oportunidad que nos habéis dado hoy.
Nunca me había pasado por la mente, ni imaginaba y mucho menos soñaba que un día de estos iba a estar integrada en una casa igual a esta.
Me siento tan emancipada, libre, contenta, alegre, feliz…
En nombre de mi corazón abierto digo:
Muito obrigada, assanthe, cochukuro, canimambo, gracias e thank you very much para todos aquellos que abren sus manos sin dificultades para nosotras!
¡Os deseo toda la fuerza del mundo!
Buena continuación.
Joven Maissa.





1 comentario:

  1. Hola Maissa:

    Desde Zaragoza, España, me alegra muchísimo que estés viviendo integrada y feliz en este lugar donde te acogen con tanto apoyo para que puedas ser protagonista de tu vida y que puedas dar vida a los demás... Estudia mucho y que sigas siempre con esa bonita sonrisa, en tu interior también.

    Menvi

    ResponderEliminar